Tabaquismo e Infertilidad: cosas que tal vez ya sabías pero debes recordar.

El día de hoy se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, una iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde hace 30 años para llamar la atención hacia los riesgos que conlleva el tabaco y fomentar políticas que reduzcan su consumo.

Hoy nos parecen habituales las advertencias en cajetillas o las áreas que anuncian “espacio 100% libres de humo de tabaco”. No obstante anteriormente el cigarro era omnipresente, fumar era algo chic, glamoroso y hasta “recomendable por los médicos”(según anuncios de la época)[1]. Al estilo Mad Men, o las viejas películas de James Bond, en las que los muebles se diseñaban con ceniceros incluidos, antes fumar era cosa de todo el día todos los días, incluso para mujeres embarazadas. Prender un cigarro al lado de un bebé en un avión o una sala de cine no era visto como algo malo.  

Sin embargo gracias a la evidencia de cientos de los estudios científicos, que durante décadas han demostrado los múltiples efectos negativos a la salud que están vinculadas con el tabaquismo, sabemos los graves consecuencias de fumar.

El alto costo que tiene el tabaquismo para la salud pública hizo necesario impulsar campañas que alerten al público de las consecuencias que tiene fumar; así como implementar políticas públicas y legislación que restringen el consumo de tabaco en espacios públicos.

El efecto de estos esfuerzos ha sido positivo pues hasta parece ya una frase común decir que: el consumo de tabaco es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Sin embargo desafortunadamente esto sigue siendo verdad, en el mundo el tabaquismo es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos.[2] En México, según datos de la Secretaría de Salud, se estima que a mediados de la última década murieron 122 personas diariamente por causas asociadas al tabaco.[3]

Tabaco e Infertilidad

Tabaco e Infertilidad

Si bien los problemas que se suelen asociar con el tabaquismo, son referentes a disfunciones del corazón, los pulmones, y la aparición de tumores cancerígenos en diversas partes del cuerpo, existen otros padecimientos, como la infertilidad, en la cual me enfocaré.

Fumar está asociado con reducir la concentración de espermatozoides y con aumentar la mortalidad de los espermas; asimismo los químicos en los cigarros, como la nicotina, cianuro o monóxido de carbono, son responsables de disminuir la calidad y capacidad de fertilización de los espermatozoides. Por otra parte, se ha identificado un vínculo entre la disfunción eréctil y el tabaquismo.[4] Por ello, una de las primeras recomendaciones que cualquier doctor da a sus pacientes hombres que desean tener hijos, es dejar de fumar.

Al igual que en los hombres, el tabaquismo tiene importantes efectos negativos en la fertilidad de las mujeres. Tanto en hombres como en mujeres los índices de infertilidad son el doble en fumadores, en comparación con los índices de infertilidad en los no fumadores.

Sin embargo, la población de hombres fumadores es mucho mayor al de las mujeres. La OMS señala que de los 1000 millones de fumadores a nivel mundial un 20% son mujeres.[5] Los químicos que contienen los cigarros aceleran la perdida de óvulos, y una vez que los óvulos se pierden no pueden ser regenerados o remplazados; lo que conlleva a que la menopausia ocurra, en mujeres que fuman,  de uno o hasta cuatro años antes en comparación con las mujeres que no fuman.

Incluso los tratamientos contra la infertilidad son incapaces de contrarrestar los efectos del tabaquismo. Las mujeres que fuman tienen 30% menos de posibilidades de éxito en tratamientos de Fertilización in Vitro. Asimismo, dado que el tabaquismo daña el material genético de los óvulos y los espermas los abortos, los problemas de desarrollo del embrión y  los defectos de nacimiento son mucho más comunes.

El tabaquismo afecta a tal grado la fertilidad que incluso personas con buena condición física, una dieta adecuada, y sin predisposiciones genéticas tienen problemas de infertilidad por ser fumadores activos o pasivos.

Probablemente mucha de esta información no le sea del todo novedosa para el lector; sin embargo los altos índices de tabaquismo, y en conmemoración del día mundial sin tabaco, es necesario recordar el efecto negativo que tiene fumar en nuestra salud y la de los demás.

 

[1] http://www.cbsnews.com/pictures/blowing-smoke-vintage-ads-of-doctors-endorsing-tobacco/2/

[2]Centro de Información de las Naciones Unidas: http://www.cinu.mx/eventos/observancia/dia-mundial-sin-tabaco-1/

[3] Secretaría de Salud: http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/documentos/tabaquismo.pdf

[4] http://www.reproductivefacts.org/news-and-publications/patient-fact-sheets-and-booklets/fact-sheets-and-info-booklets/smoking-and-infertility/

[5] http://www.who.int/bulletin/volumes/88/8/10-080747/es/